Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Las tensiones se agudizan en la frontera entre China e India

  • 03-07-2020

  • 2 minutos

Las tensiones fronterizas entre China y la India en la región de Ladakh han alcanzado un punto álgido que no se había visto en décadas. Se informó de que al menos 20 soldados indios y otros tantos chinos murieron en un enfrentamiento entre tropas en el valle de Galwan, cerca de Ladakh. La disputa fronteriza de Ladakh es una de las más antiguas afrentas que la India ha tenido con China, remontándose al siglo XIX. La polémica no ha cesado desde la proclamación de la independencia de India en 1947.

Para poner en contexto histórico, las conversaciones de reconciliación fronteriza tuvieron lugar en 1960 entre el entonces primer ministro chino, Zhou Enlai, y su homólogo indio, Jawaharlal Nehru, pero terminaron en fracaso. Este hecho fue seguido por la guerra indochina en 1962, cuando China afirmó su control sobre Aksai Chin, zona limítrofe con Ladakh, por donde pasa la Línea de Control Real (LAC) que actuó como frontera de separación. Es un páramo deshabitado de gran altitud atravesado por la autopista Xinjiang-Tibet con una frontera de 3.500 kilómetros de largo.

Tensiones entre China e India

¿A qué se deben las tensiones actuales entre China e India?

Las tensiones actuales se deben a que las tropas chinas han cruzado la Línea de Control Real y se han desplazado al territorio indio, según el ejército de este país. El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino dijo que la India había cruzado la frontera en dos ocasiones, «provocando y atacando al personal chino, lo que dio lugar a un grave enfrentamiento físico entre las fuerzas fronterizas de ambos lados».

La LAC está mal demarcada. La presencia de ríos, lagos y nevadas hace que las líneas se desplacen y que los soldados de ambos lados se encuentren frecuentemente cara a cara, lo que conlleva que esta región sea muy sensible. También se dice que la reciente construcción de carreteras por parte de la India en Ladakh ha aumentado la hostilidad china, ya que la decisión de la India de desarrollar infraestructuras en esa región parece haber enfurecido a Beijing.

La tensión ha alimentado los enfrentamientos a lo largo de la frontera desde mayo

En la actualidad la situación sigue siendo tensa y se dice que el ministro de defensa de la India ha cambiado las reglas de enfrentamiento con los chinos en la LAC, autorizando a los comandantes de campo del ejército indio a utilizar armas de fuego en circunstancias «extraordinarias». Como revelaron fuentes del ejército indio en la noche del pasado lunes 22 de junio, ambos ejércitos fueron paralizados mientras se mantenían conversaciones militares de alto nivel para discutir el enfrentamiento en el valle de Galwan y otros puntos de disputa que duraron más de 11 horas.

Aunque la situación sigue siendo tensa, creemos que hay una alta probabilidad de que se calme y no se convierta en un conflicto de grandes dimensiones, dado que la India está luchando contra la recesión en medio de la pandemia de Covid-19. Una guerra en esta coyuntura sería insoportable.