Trea AM aconseja refugiarse en deuda soberana de Suiza, Japón y EEUU, tras un mes difícil para los emergentes

  • 10-06-2019

  • 2 minutos

Trea Asset Management aconseja refugiarse en deuda soberana de Suiza, Japón y EEUU, tras un mes difícil para los mercados emergentes.

El optimismo de abril en todos los activos de riesgo gracias a la estabilización de los datos macroeconómicos se ha desvanecido en el mes de mayo. La decisión de EE.UU. de seguir con su política de subir aranceles y datos de economía real flojos, en los países más expuestos al comercio internacional, han provocado un agresivo movimiento en busca de activos refugio.

A nivel macro, el deterioro de las manufacturas ha continuado a nivel global registrándose los primeros datos de menor crecimiento desde 2012. Las amenazas de tarifas por parte de EE.UU., no hacen sino empeorar este entorno y justifica las revisiones a la baja de las estimaciones de inflación y crecimiento a nivel global.

Este entorno de revisiones a la baja ha sido el argumento de los bancos centrales para justificar nuevos estímulos (bajadas de tipos, recompras de activos etc…). En la Unión Europea, el problema es que el margen de la política monetaria es limitado (tipos ya en 0,4%) por lo que esperamos que se empiece a hablar de estímulos fiscales antes de final de año.

La renta fija de gobiernos ha sido el activo que mejor se ha comportado durante el mes con los bonos “core” cerrando en los niveles mínimos de rentabilidad desde 2016, siendo los bonos de mayor duración los que registraron mayores revalorizaciones. Fuera de la UE, los bonos suizos a 10 años, Japón y EE.UU. volvieron a servir de refugio. Los bonos corporativos de menor riesgo (“Investment grade”) han saldado también el mes en positivo, mientras los de mayor riesgo cerraron el mes en pérdidas.

Análisis de rentabilidad

A pesar de estas presiones, el fondo tuvo una rentabilidad positiva del 0.5% (Clase C) en el mes, gracias a la recuperación del riesgo en Argentina y algunos nombres específicos como el operador de telecomunicaciones Silknet en Georgia, junto con el aumento del “cash” hasta un 15% del fondo. Los mercados emergentes, y también los activos de riesgo globales, han tenido un mes difícil, debido a que las conversaciones sobre los acuerdos comerciales entre China y EE. UU se rompieron y aumentaron de forma dramática las tensiones entre los dos países.

El hecho de que los EE. UU pusieran en la lista negra a la compañía de equipos de telecomunicaciones china Huawei, hizo que las tensiones subiesen un peldaño, por otro lado, se empezaron a barajar las potenciales respuestas por parte de china incluyendo la restricción a la exportación de tierras raras. Todo esto llevo a una reversión de la tendencia de riesgo a los activos a un nivel global, al poner en mercado las preocupaciones del posible efecto en el crecimiento global, preocupaciones que aumentaron cuando los EE. UU amenazaron con imponer aranceles a México si este no reducía el número de inmigrantes que entraban a través de su frontera.

Actividad de la cartera:

El fondo estuvo activo durante mayo, más en el mercado secundario ya que las emisiones de nuevos bonos se vieron limitadas con el “sell-off” global. El fondo inició su posición en Navios South American Logistics, y participó en el intercambio de la petrolera DNO. Adicionalmente, aprovechó la debilidad del mercado para aumentar la exposición en el soberano ucraniano y la petrolera Kurda Genel.