Recibe la newsletter de los profesionales de fondos   Suscribirse

Value vs. Growth: ¿existe el uno sin el otro?

  • 11-10-2019

  • 3 minutos

De izquierda a derecha: Juan Huerta de Soto (Cobas AM), Beltrán Parages (Azvalor), Luis Ussía (Mutuactivos), David Sánchez (MyInvestor), Jacobo Blanquer (Tressis Gestión) y Otto Kdolsky (Magallanes).

¿Existe el value sin el growth, y viceversa? Esta es la primera cuestión que han abordado los expertos de Cobas AM, Magallanes, Tressis Gestión, Azvalor y Mutuactivos, en la jornada empresarial «El futuro de la gestión activa en un mundo cambiante» celebrada esta semana en la Bolsa de Madrid por el diario El Economista.

La inversión value no es comprar una compañía a un determinado ratio, sino invertir en un negocio que cuenta con un descuento sobre el valor que tú piensas que tiene ese negocio, tal y como ha señalado Juan Huerta de Soto, analista de Cobas Asset Management. En muchas ocasiones invertir siguiendo el estilo de gestión growth lo que haces es pagar en exceso; ahí, ese crecimiento sí que está implícito en el precio de la compañía, según ha recalcado el experto de Cobas. Luis Ussía, consejero delegado de Mutuactivos, prefiere no elegir entre inversión value o growth: «lo que hace definirte o categorizarte es limitarte a la hora de invertir». Para Otto Kdolsky, analista de inversiones de Magallanes, en el mercado se ve, cada día más, cómo lo barato se hace más barato y lo caro más caro, lo que provoca una falta de seguridad respecto al valor que puede tener una determinada compañía. Además, el analista de Magallanes piensa que vivimos en un mundo sin paciencia y eso nos castiga: «el cortoplacismo multiplica esa gran dispersión actual».

«No me iría tanto a value o growth, sino a cíclico o defensivo» apunta Jacobo Blanquer, CEO de Tressis Gestión. Blanquer ha dejado claro que los tipos de interés en negativo son una variable que ni los fondos de inversión, ni los bancos, ni las mutualidades, están preparados para unos tipos tan bajos y han desvirtuado todo. En este sentido, Beltrán Parages, socio fundador y director de relación con inversores de Azvalor, sostiene que otra variable, además de los tipos en negativo, sería la fluencia de dinero a los ETF. «Hay que tener en cuenta que el ETF no pregunta por la compañía en concreto, simplemente replica a un índice que invierte en dicha compañía». Sin duda lo tipos de interés condicionan mucho, bajo la opinión de Ussía. «2020 va a ser un año parecido a 2019, las cosas no van a camiar. Los tipos de interés van a seguir igual, tendría que haber un catalizador muy importante para cambiar la opinión de los inversores. El inversor no solo es impaciente, también es irracional», señala. No hay duda de que predecir el futuro no es tarea fácil y más ahora, como señala Huerta de Soto, «con todo el populismo que vemos lo hace aún más difícil».

Gestión Activa vs. Gestión Pasiva

En la jornada también se debatió sobre el eterno enfrentamiento entre la gestión activa vs. gestión pasiva (o gestión indexada, como prefieren llamarlo algunos expertos), y cómo esta última le come cada vez más terreno a la activa en los últimos años: La agresiva competencia en la comercialización de fondos cotizados ha provocado el lanzamiento de ETF cada vez más baratos, llegando incluso algunos de ellos a tener unos costes de gestión o TER cercanos a cero.

Ni en gestión activa ni pasiva son todo ventajas e inconvenientes, cada una es válida para distintos propósitos y momentos, sostiene Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM en Iberia y Latam. «La indexada claramente permite acceder a costes mucho más baratos en un mercado o activo específico. En mercados más eficientes, como EEUU o Europa, cada vez menos gestores pueden batir al mercado y en este sentido la gestión indexada seguirá creciendo, pues la mayor parte de la distribución de activos en renta variable de cualquier inversor de perfil medio o moderado se da en esos mercados. Pero con ello compra el índice, sin diferenciar compañías malas y buenas, sólo las de mayor capitalización bursátil, aunque estén peor gestionadas o sea menos sostenibles. Sin embargo la gestión activa permite acceder a valor añadido respecto un mercado o activo y en mercado emergentes u otros mercados menos eficientes proporciona más valor añadido que la indexada», aclara el experto.

Además, desde Pictet han señalado que estamos en un entorno de plena transparencia, «algo que va a ayudar mucho al inversor y hará más competitivo al sector», comenta Rengifo. El tema de las comisiones de los ETF no tiene por qué preocupar al inversor porque el mercado va hacia la máxima eficiencia en costes. Para Mariano Arenillas, Head of DWS Iberia, la tecnología está haciendo que abaratemos costes. «Las comisiones de los ETF están haciendo que los gestores hagan realmente gestión activa», concluye el experto de DWS. El inversor debe entender qué hay detrás de un fondo de inversión pasiva y otro de activa, «saber desglosar de dónde viene cada coste», comenta Sebastián Velasco, director general de Fidelity.

De izquierda a derecha: Mariano Arenillas (DWS), Gonzalo Rengifo (Pictet), Isabel Blanco (elEconomista), Sebastián Velasco (Fidelity) y Aitor Jauregui (BlackRock).

Aitor Jauregui, responsable de BlackRock en España, Portugal y Andorra, ha dejado claro que no conocen a ninguno de sus clientes que sean 100% indexado. «A nosotros nos gusta llamarlo ‘gestión indexada’ porque, en primer lugar, se elige sector, zona… y luego ya se decide invertir en un determinado ETF (todo eso es gestión activa)», concluye Jauregui.