Visión de los mercados, según La Financière de l’Echiquier

  • 28-02-2019

  • 4 minutos

Declaraciones de Peter Praet

Declaraciones de Peter Praet, economista jefe del Banco Central Europeo, apoyando los comentarios de Benoît Cœuré sobre la puesta en marcha de nuevas operaciones de refinanciación a largo plazo de los bancos (TLTRO) y publicaciones de las actas de la última reunión de la FED, malas cifras sobre los pedidos de bienes no perecederos en Estados Unidos, encuestas del IFO y el ZEW que en Europa siguen en declive, esperanzas e incertidumbres ante un encuentro entre Trump y el viceprimer ministro chino… El mismo tríptico continúa alimentando la actualidad y los movimientos del mercado: el tono más acomodaticio de los bancos centrales, los temores sobre el crecimiento mundial y las negociaciones chino-estadounidenses sobre el comercio.

Más allá de este contexto persistente, la semana pasada nos ha propuesto un fenómeno interesante con la publicación de los índices PMI preliminares para el mes de febrero. Tanto en Estados Unidos como en Alemania y la zona euro, las cifras del sector manufacturero han decepcionado al degradarse, mientras que las de servicios se han recuperado, superando las expectativas del consenso. Esta desconexión entre la confianza depositada en el sector industrial y en el sector terciario no es excepcional. Aun así, invita a cuestionarse. Desde el punto de vista de los mercados financieros, el PMI manufacturero sigue siendo uno de los indicadores más seguidos, por delante del PMI de servicios. 

Sin embargo, en lo que respecta a su peso en la economía, son claramente los servicios los que se llevan la parte del león. Representan en torno al 60% de la economía mundial, y más aún en los países desarrollados (69% en Alemania, 80% en Estados Unidos). Y, a medida que los países emergentes -con China a la cabeza- transforman su modelo económico, esta proporción no hace más que aumentar. “Nada nuevo”, dirán ustedes. Este fenómeno de terciarización de la economía tiene casi un siglo. El peso del sector terciario en las economías desarrolladas ha superado al de los sectores agrícola e industrial en los años 30 del siglo XX. 

Entonces, ¿por qué se mantiene esta primacía del sector industrial en el análisis económico? La razón fundamental reside en el hecho de que el sector terciario se ha desarrollado como prolongación del sector manufacturero, ya que el nivel de actividad en los servicios depende directamente del nivel de actividad del sector industrial. Así pues, la actividad industrial -medida por el PMI manufacturero- se considera un buen indicador avanzado de la actividad en los servicios. Pero ¿sigue siendo tan cierta esta dependencia del sector terciario con respecto al sector manufacturero? En las economías maduras, cuanto más se desarrollan los servicios a la empresa y a la persona, cuanto más evolucionan las pautas de consumo, cuanto más avanza la digitalización, menos claro queda que esto sea así.

Ahora bien, si nos focalizamos en los PMI de servicios -que reflejan la mayor parte de la economía- las publicaciones de la semana pasada y, más ampliamente, la imagen de la economía mundial, toman un color diferente. A pesar de que, por su parte, las cifras del sector terciario también dan muestras de una ralentización del crecimiento, en su mayor parte quedan claramente por encima del umbral de los 50 (que marca el límite entre la expansión y la contracción de la actividad). En cuanto a sus homólogos manufactureros, lo rozan o lo cruzan a la baja. Señal de que la mayor
parte de la economía no va tan mal. ¡Una buena noticia, lamentablemente
desconocida!

Peter Praet, el economista jefe de la institución, ha declarado que el banco central debatiría «muy pronto» la posibilidad de la puesta en marcha de nuevas operaciones de refinanciación a largo plazo de los bancos (LTRO/TLTRO); en otras palabras, desde el 7 de marzo. Aunque el Sr. Praet ha precisado que esto no significaba que el Consejo de Gobernadores «tomaría decisiones» en dicho momento, sin embargo, los inversores tendrán grandes expectativas de cara a la próxima rueda de prensa del Sr.
Draghi.

Reserva Federal

La publicación de las actas de la última reunión del FOMC de la Reserva Federal estadounidense indica que el Consejo de Gobernadores de la FED experimenta importantes divisiones. Parecen formarse dos bandos. Por un lado, los que estiman que una nueva subida de los tipos sólo debería producirse en caso de una inflación mayor de la prevista. Y por el otro, los que piensan que este incremento será necesario si el crecimiento sigue
evolucionando a niveles sólidos, aunque la inflación permanezca moderada. Estas divisiones refuerzan la impresión del «behind the data» [detrás de los datos], una FED que navega a la vista y que condicionará sus decisiones sobre política monetaria a las publicaciones económicas.

Guerra comercial

A la salida de su encuentro el viernes con el viceprimer ministro chino Liu He, Donald Trump ha considerado que había «muchas posibilidades de llegar a un acuerdo» sobre el conflicto comercial chino-estadounidense. Un optimismo también asumido por la parte china, al haber afirmado Liu He que se haría «todo lo posible» para alcanzar un acuerdo. El Presidente de EE.UU. ha afirmado que se había llegado a un acuerdo «sobre la moneda» y, por su parte, su ministro de agricultura ha anunciado que China se había comprometido a comprar 10 millones de toneladas de soja adicionales.

Sobre todo, durante el fin de semana Donald Trump ha anunciado que la fecha límite para una subida de los aranceles aduaneros se había aplazado debido a las negociaciones, aunque no ha indicado una nueva fecha tope.

El Stock-Picking de la semana:

Cellnex – adquisiciones a la vista. El líder europeo de las torres de telecomunicaciones ha publicado unas cifras sólidas correspondientes a su ejercicio de 2018, junto con unos objetivos satisfactorios para 2019.